21921
post-template-default,single,single-post,postid-21921,single-format-standard,qode-social-login-1.1.2,qode-restaurant-1.1.1,stockholm-core-1.0.8,select-theme-ver-5.1.5,ajax_fade,page_not_loaded,side_area_over_content,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Mujeres, belleza y moda a los 50

Vestido amarillo Elena de Frutos

Mujeres, belleza y moda a los 50

Como decía Coco Chanel, “Una mujer tiene la edad que se merece”.

Las primeras imágenes que aparecieron en mi cuaderno de bocetos, tenían cierto parecido a los años 20. Y es que en aquella época la mujer tenía una aspiración y comienza un camino donde irá ocupando un papel importante en todos los aspectos de la vida, político, económico, cultural y social. Son nuestras precursoras.

Mi primera inspiración de esta nueva etapa comenzó en el 2018 haciendo un curso sobre Sorolla y la Moda. Los cuadros de Sorolla, el cual admiraba a su mujer y ésta fue su musa, me trasladó esa pasión, primero por la belleza en sí misma, y luego, por la mujer madura.

Quise regalar momentos de creatividad, de poder, de amor, a la que se convirtió en mi musa: la mujer madura que la vida la ha ido otorgando el poder de ser ella misma.

La belleza física de la joven de 20 años se va transformando en la belleza de la mujer madura que, aunque con algún deterioro del cuerpo tal como alguna arruga, canas, perdida de visión, nada que no tenga solución, su belleza es más resplandeciente.

Cada día veo más mujeres de 50 años que irradian una frescura y elegancia que admiro y por ello dedico muchos de mis diseños a esta mujer.

Muchas veces he escuchado decir que a los 50 la belleza está en la experiencia. Y puedo afirmar que sí, que ganamos en maestría sobre la vida. Ahora creo que decir que la belleza está en la experiencia, es negar la belleza física, y ahí no estoy de acuerdo.

Qué bonito y qué regalo poder diseñar para mujeres que han a aprendido a vivir, que se han hecho a ellas mismas. Son tan fuertes, y es por que ésta sale desde dentro, es verdadera.

A los 50, ¿Cómo me siento? ¿Qué me queda?

Me siento madura y veo la realidad con experiencia, siendo capaz de disfrutar más de las pequeñas cosas, del proceso de mis creaciones, del cariño de los amigos, de los seres queridos.

Ahora parece que el futuro se ha unido al presente y el pasado ha iluminado el ahora.

Con mis 50 años no siento que mi cuerpo físico haya perdido belleza, si no todo lo contrario. Aún con esas pequeñas marcas del paso del tiempo soy capaz de mirarme, con 20 años no, miraba esa mujer que quería ser y no la que era.

Estos diseños son un canto a la mujer de 50 años

Tags: